Acciones de Tesla alcanzan niveles máximos históricos; cierran en dos mil dólares

Tan solo el 10 de junio pasado, cerró por primera vez a mil dólares por acción.

El fabricante de autos eléctricos TESLA, tuvo un fuerte repunte en la sesión de este jueves en Nasdaq, al cerrar con un alza de 6.56%, lo que hizo que rebasara ligeramente los dos mil dólares por unidad, llegando a un nuevo máximo histórico.

La compañía del cuarto hombre más rico del mundo, Elon Musk, ha tenido un desempeño sobresaliente en el mercado estadounidense en lo que va de este 2020, al pasar de un precio de 418.33 dólares por acción, el 31 de diciembre del 2019, a 2,001 dólares al cierre de este 20 de agosto.

Tan solo el 10 de junio pasado, cerró por primera vez a mil dólares por acción.

El fabricante de autos autónomos anunció el pasado 11 de agosto que hará “split” de 5 a 1 de sus acciones, con lo que cada accionista recibirá cuatro títulos adicionales por cada uno que posea.

Detalló que esta decisión es para hacer más accesibles sus acciones a empleados e inversionistas. “Cada accionista registrado al 21 de agosto de 2020 recibirá un dividendo de cuatro acciones ordinarias adicionales por cada título que posea (para completar un total de cinco)”, dijo la empresa en un comunicado.

Con ello, el precio de cada papel se dividirá entre cinco, según la cotización del día. La distribución será después del cierre de la negociación del próximo 28 de agosto.

“Una de las razones por las que las acciones de Tesla tienen una valoración muy superior en relación con sus pares es por su capacidad para convencer a los inversionistas de que es más que un simple fabricante de automóviles”, explicó Daniel Sparks, especialista en tecnología en The Motley Fool, una firma de asesoría financiera.

Agregó que entre los planes de Tesla se encuentra el mejorar el software de su vehículo en los próximos años y beneficiarse de esas capacidades mejoradas, por lo que los inversionistas lo que en realidad “están comprando es la historia”.

Incluso, Tesla ya trabaja para que sus vehículos sean capaces de integrar el servicio autónomo de transporte compartido denominado “robotaxi". “Si el servicio de robotaxi de la compañía y el potencial de precios más altos del piloto automático en el futuro comienzan a parecer expectativas realistas, será más fácil para los inversionistas justificar el precio actual de las acciones de Tesla”, consideró Sparks.


(C) El Economista

5 vistas
CONTACTO