Banco de México recorta tasa de interés a 4.5%; economía se empieza a recuperar


La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) recortó en cincuenta puntos porcentuales base la tasa de interés de referencia, ubicándola en 4.5 por ciento.


Con base en los escenarios previstos, y considerando el espacio que en balance otorgan a la política monetaria, con la presencia de todos sus miembros, en esta ocasión la Junta de Gobierno decidió por mayoría disminuir en 50 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 4.5%. Un miembro votó por disminuir dicho objetivo a un nivel de 4.75%.


De acuerdo con un comunicado de política monetaria emitido por el organismo, en el país se registró una contracción profunda en la economía durante el segundo trimestre, pues fue en este periodo en el que se acentuaron las afectaciones derivadas de la epidemia de COVID-19.


Según los datos del Banco, la inflación general anual en el país aumentó de 3.33% a 3.62% entre junio y julio de 2020, “como resultado de incrementos tanto del componente no subyacente como del subyacente, en donde destaca cierto aumento en los precios de los energéticos, así como la recomposición en la inflación subyacente, disminuyendo la de los servicios y acelerándose la de las mercancías, con elevadas variaciones anuales en los alimentos”.


Estos ajustes están asociados en parte a la pandemia y propiciaron un aumento en las expectativas para la inflación general para el cierre de 2020, mientras que las de mediano y largo plazos se han mantenido relativamente estables, aunque en niveles superiores a la meta de 3%.


En México, al finalizar el mes de junio los indicadores comenzaron a reflejar indicios de recuperación, en respuesta a la reapertura de algunos sectores, relajación de las medidas de restricción de movilidad y a cierta recuperación de la demanda externa, pero manteniéndose un entorno de incertidumbre.


La información oportuna indica que la actividad económica en México tuvo una profunda contracción durante el segundo trimestre del año, al acentuarse notoriamente las afectaciones derivadas de la pandemia.


En este sentido, Banxico señaló que se prevén “mayores condiciones de holgura en el horizonte en el que opera la política monetaria y persisten importantes riesgos a la baja”, explica el documento.


Tras la reapertura parcial de las actividades en distintos países del mundo, se registró una una cierta mejoría en la economía global durante mayo y junio. No obstante, analistas y organismos multilaterales han advertido que en este año se espera una fuerte contracción y un crecimiento moderado en el 2021, señaló Banxico.


Para tratar de revertir este escenario, los bancos centrales de las economías del mundo han mantenido las tasas de interés en niveles históricamente bajos y han continuado utilizando su balance para propiciar un funcionamiento ordenado de los mercados financieros.


Asimismo, diversos países han implementado medidas de estímulo fiscal para mitigar los efectos negativos en el empleo y en los ingresos de hogares y empresas. No obstante, a pesar de que los mercados financieros globales mostraron un comportamiento positivo desde la última decisión de política monetaria, no se han alcanzado las condiciones previas a la pandemia, indicó Banxico.


El Banco Central refrendó su compromiso con fortalecer los fundamentos macroeconómicos y adoptar las medidas necesarias, tanto en el ámbito monetario como fiscal, para contribuir a un mejor ajuste de los mercados financieros nacionales y de la economía en su conjunto.


Ante este recorte en la tasa de referencia, el peso avanzó a su mejor nivel en lo que va de agosto. Para este jueves, la moneda cerró en 22.23 por dólar, con una ganancia del 0.5% frente a las 22.3390 unidades del precio de cierre de Banxico del pasado miércoles.


(c) INFOBAE

1 vista
CONTACTO