Propondrán diputados modificar la Ley Federal del Trabajo para incluir la figura del teletrabajo

el concepto de teletrabajo empezó a suscitar interés en México después de la crisis de petróleo desde 1970

Las diputados Abril Alcalá Padilla (PRD) y María del Pilar Lozano McDonald (MC) y el diputado Benjamín Robles Montoya (PT) coincidieron en que se debe modificar la Ley Federal del Trabajo para incluir la figura del teletrabajo, garantizando los derechos laborales de las personas.


Durante el debate virtual “Legislación pendiente sobre teletrabajo: alcances económicos y sociales”, los legisladores enfatizaron en la necesidad de garantizar en la ley que los teletrabajadores gocen de igualdad de trato en cuanto a remuneración, capacitación, seguridad social y acceso a mejores oportunidades laborales.


Alcalá Padilla explicó que el teletrabajo se define como el trabajo que se hace desde casa con tecnologías de Información y Comunicación (TIC´S), y a diferencia de lo que se tenía reconocido anteriormente, implica un acuerdo entre el empleador y el empleado, para salvaguardar los derechos de ambas partes, sin embargo “aún no está tal cual legislado y reconocido dentro de la Ley Federal de Trabajo”.


“Desgraciadamente tenemos en la Ley nada más una figura del trabajo en casa, el cual aplicaba para aquellas personas que ensamblaban en casa, es muy distinto al tipo de trabajo que se está haciendo hoy en día”, agregó.


Consideró que la pandemia ha puesto en la mesa todas las limitaciones que hay para poder hacer este trabajo desde casa, para el que no están preparadas muchísimas empresas y, en muchas ocasiones, los trabajadores.


Esta realidad nos da la oportunidad de agilizar proceso, de eficientarlos, garantizar los derechos laborales, generar un sistema de seguridad social que sea pertinente, y eso es en lo que tenemos que dar grandes pasos en este nuevo periodo ordinario de sesiones”, que inicia el primero de septiembre, dijo.


La legisladora aseguró que el PRD apoyará las reformas en materia de teletrabajo para superar los obstáculos, “pero necesitamos dar garantías a los trabajadores, ya que hay quienes utilizan el ‘outsourcing’ casi de mala fe para reducir sus prestaciones”.


Mencionó que aproximadamente hay un 4.5 % de teletrabajo de manera efectiva y es poco menos de la mitad de que tiene Argentina; México va retrasado, entonces necesitamos hacer todas las especificaciones.


Enfatizó en la importancia de realizar un parlamento abierto, porque “habrá que acercarnos a expertos, grupos empresariales, porque son ellos quienes pueden tener la experiencia y entender el terreno de implementación de este tipo de medidas, valorar riesgos y beneficios”.


Precisó que el teletrabajo traería consigo beneficios para las mujeres embarazadas o que tienen niños pequeños, personas con discapacidad, ya que “podrían tener acceso a más y mejores lugares de empleo, si no se legisla pues evidentemente están amenazadas las garantías para los trabajadores y empleadores”.

los diputados busca establecer una nueva definición de trabajo a domicilio

Por su parte, Robles Montoya recordó que el concepto de teletrabajo empezó a suscitar interés en México después de la crisis de petróleo desde 1970, debido a que se encarecieron los costos del desplazamiento diario entre el domicilio y el lugar de trabajo de mucho personal relacionado con el sector.


“En aquel momento se consideró que el teletrabajo podría ser una solución y equilibrar la vida privada y la vida profesional”, agregó.


Mencionó que actualmente Europa es donde se da el mayor desarrollo y regulación en este momento del trabajo en casa; según “el artículo 2 del Acuerdo Marco Europeo sobre el teletrabajo del 2002, el término trabajo a domicilio suele utilizarse como sinónimo de teletrabajo, dichos términos no deben considerarse equivalentes, ya que puede ser un error mucho más grave, porque se confunde con la producción industrial a destajo”.


Expuso que en una norma mexicana se señala que el teletrabajo es la actividad que permite trabajar de manera no presencial utilizando medios informáticos en un lugar distinto a las instalaciones del centro de trabajo.


“Se trata de un trabajo a distancia en el que no es necesaria la presencia del trabajador en la empresa, ya que las labores asignadas las desarrolla en el espacio que crea adecuadas el empleado y se hace uso intensivo de la informática”, dijo.


El legislador petista comentó que la pandemia del Covid-19 ha significado una oportunidad para debatir en relación este tema y la necesidad de actualizar las normas.


Expuso que el pasado 3 de septiembre de 2019, la Cámara de Diputados recibió y turnó a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, la minuta que reforma el artículo 311 y adiciona el Capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, en materia de teletrabajo.


El documento busca establecer una nueva definición de trabajo a domicilio, entendido como el que se ejecuta habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo.


Comentó que plantea que el empleador debe promover el equilibrio de la relación laboral de los teletrabajadores, a fin de que gocen de un trabajo decente y de igualdad de trato en cuanto a remuneración, capacitación, seguridad social, acceso a mejores oportunidades laborales y demás condiciones.


“Ha habido un ‘outsourcing’ negativo que ha pisoteado los derechos de los trabajadores, en eso el PT ha estado totalmente en contra, sin embargo hay que valorar el ‘outsourcing’ positivo, que es cuando la empresa tiene un objetivo claro y puede contratar sin eliminar los derechos de los trabajadores”, apuntó.


Por otro lado, Lozano McDonald comentó que el teletrabajo o ‘home office’ tiene algunos beneficios, como mayor rendimiento de las personas, mejor calidad de vida, aumenta la motivación, ayuda al mejorar el medio ambiente con las entradas escalonadas, hace más efectivas las reuniones y genera un clima sano de trabajo.


Refirió que las encuestas de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señalan que el trabajo en casa reduce el ausentismo en la oficina e incrementa la responsabilidad y a aumentado la productividad un 28%.


Asimismo, arrojaron que el 53% de los teletrabajadores expresó haber logrado equilibrar su rutina laboral con las de casa sin distraerse, 30% señaló que se concentra sin ningún problema, y un 17% consideró que le era difícil no distraerse, esto tiene que ver con el lugar de trabajo en casa.


“Todo esto va a entrar en las discusiones sobre el tema, pero al final nos va a beneficiar a todos”, señaló el legislador.



5 vistas
CONTACTO