Vacuna contra covid de AstraZeneca; descubre el papel de Carlos Slim en su producción y distribución


Parte del acuerdo que hará posible que México y Argentina hagan llegar la vacuna contra el covid-19 a América Latina se gestó en Washington.


Al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, lo acompañó el mes pasado en su primera visita oficial a Estados Unidos una delegación de empresarios entre los que se encontraba Carlos Slim.


El hombre más rico de México y 12º del mundo, según la revista Forbes, se acercó allí al mandatario para plantearle su intención de participar a través de su fundación en el proyecto que haría llegar a la región la vacuna en la que trabajan el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.


"Él me comentó, me pidió mi punto de vista y dije que nosotros apoyábamos esta iniciativa como se estaba haciendo ya en otros casos", dijo AMLO este jueves.


Esta semana, Slim volvió a contactar con el gobierno a través del canciller, Marcelo Ebrard, para informarle de que el acuerdo final estaba muy cerca y conocer de nuevo su parecer.

"Le informamos al ingeniero Slim que nosotros estábamos de acuerdo", remarcó el presidente.


Solo tres días después, la noticia salía a la luz: laboratorios de México y Argentina planean producir y distribuir entre 150 y 250 millones de vacunas en toda América Latina (excepto Brasil), previsiblemente, en el primer semestre de 2021.


Pero para llevarlo a cabo, el gobierno mexicano calificó de "crucial" el apoyo de Fundación Slim, que alcanzó un acuerdo con AstraZeneca para contribuir a la financiación del proyecto.

Y, aunque en un primer momento no trascendió el monto al que ascenderá su aportación, la fundación aseguró que será "sin fines de lucro y sin beneficio económico" tanto para ellos como para los laboratorios.


¿Cómo participa la fundación de Slim?


Carlos Slim Domit, hijo del magnate, se limitó a decir este jueves que la fundación participará "con la disponibilidad de los recursos en complemento con los gobiernos de los países", con el objetivo de que la vacuna esté disponible "a precios muy accesibles".

López Obrador, quien aseguró que la aplicación de la vacuna en México será universal y gratuita, también evitó concretar esa participación.


"Hay una aportación -no me corresponde a mí mencionar de qué monto- de la fundación, porque no puede intervenir gobiernos, dado que no tiene fines de lucro todo el proceso de descubrimiento de esta vacuna", dijo.


El miércoles, el presidente argentino, Alberto Fernández, reconoció que gracias al financiamiento de Slim se conseguiría una vacuna "a precios más razonables" que podría rondar los cuatro dólares.


Arturo Elías Ayub, vocero de Carlos Slim, le aseguró a la agencia AFP que la principal motivación del magnate para participar en el proyecto es "salvar vidas", junto a la necesidad de preservar la salud e impulsar la reactivación económica.


América Latina accederá a la vacuna "a un precio que no contempla lucro porque fue la condición que puso Oxford", dijo, e insistió: "Aquí nadie está ganando dinero: ni AstraZeneca, ni los laboratorios que la van a fabricar ni ciertamente tampoco la Fundación Carlos Slim".


Según el vocero, pese a que el estudio de la vacuna aún se encuentra en fase 3 y sus resultados finales no se esperan hasta finales de año, su producción en México y Argentina comenzará de inmediato con el fin de ganar tiempo, aún a riesgo de que pudiera no aprobarse finalmente.


(c) BBC News Mundo

4 vistas
CONTACTO